selene lopezMi nombre es Selene, tengo 29 años, llevo diez de casada y tengo dos hijos, uno de 8 y otro de 3 años. Me casé cuando tenía 20, muy enamorada, muy ingenua, virgen, con ilusiones y sueños en mi vida.

Mi sueño desde niña siempre fue casarme y tener una familia, esa era mi idea de la felicidad. La vida pasa muy rápido y cuando menos te lo esperas has crecido y se te ha ido casi toda la juventud.

Mi caso es todavía muy reciente, el libro de Afrodita en la Cama llegó a mí como una serie de eventos necesarios; tiene menos de tres meses que me sucedió: Fue una mañana de pronto cuando me di cuenta que ya cumpliría 30 años, y que no había hecho nada realmente para mí, todo se lo había dedicado a mi familia.

Nunca concluí la preparatoria, o me había ido de viaje a algún lugar de los que sueño, o peor aún, habían pasado más de seis meses sin que yo tuviera un orgasmo.

Todas las mañanas la misma rutina, desayuno, almuerzos, la escuela de los hijos, la cena de mi marido, etc. y así se me iban los días. Pensar en eso fue una sacudida enorme, reconocí que no era feliz de esa manera, que necesitaba cambiar algo o estaría perdida.

Dicho esto, una amiga me recomendó a un terapeuta, con él hablé de lo apagada que me sentía, de mi baja autoestima, de cómo no tenía deseos de hacer nada; todo esto respectivo al sexo con mi esposo.

Me dijo: “Selene, necesitas conocerte y reconocerte como una mujer digna de sexo de primera, sólo tú eres capaz de conseguir eso”.

Sus palabras fueron como un balde de agua fría, me estaba diciendo que yo nunca sería feliz si no sabía lo que quería, y tenía toda la razón. Me recomendó comprar la guía Afrodita en la Cama, y ahora… bueno, no tengo palabras para describir lo que sentí cuando comencé a leerlo.

Lo primero que me enganchó es que está escrito desde una óptica masculina, lo cual es muy útil. Comprendí que mi esposo es igual de tímido que yo, y uno de los dos debía dar un paso adelante, me alegra haber sido yo, porque de lo contrario nunca habría leído Afrodita en la Cama.

Otra cosa que me fascinó de Afrodita en la Cama es que también toma en cuenta los comportamientos más comunes de las mujeres, las actitudes que solemos tener en la intimidad, me abrió los ojos y de muchas maneras me inspiró a recuperar mi vida sexual.

La primera noche luego de leer Afrodita en la Cama, mi esposo me miraba impresionado y me decía: “¡quién eres!”, con una sonrisa en la boca, no les puedo describir cómo nos ha ayudado y cómo me siento motivada todos los días.

Mi rutina, claro que no ha cambiado, aún preparo desayunos, tareas y cenas, pero al menos cuando llega la noche tengo un ejercicio de motivación que no se repite igual dos días seguidos, con el que me siento muy satisfecha, era justo el fuego interior del que hablaba, lo que yo quería.

De alguna manera confirmo que nada pasa por casualidad, creo que todos necesitamos detenernos un momento para asimilar nuestra vida y decidir cómo la queremos continuar.

Yo decidí seguir adelante por el amor que le tengo a mi familia, ellos siguen siendo mi sueño hecho realidad; pero yo puedo ser una versión mejorada de mi misma, ser más abierta, espontánea y sensual.

Afrodita en la Cama me ha sido de mucha ayuda para esto, y mi esposo se los puede confirmar. Ojalá lo puedan comprar para que sepan de qué hablo 🙂

Ellas Ya están Disfrutando de una Vida Sexual Plena

Cómo Complacer A Un Hombre En La Cama
María LeguizamónEsta guía a dado un giro de 180° a mis encuentros sexuales… Simplemente es lo mejor que me ha pasado. Gracias a tus consejos he aprendido a darle placer sexual a mi hombre, el  que en este momento me complace en lo que desee.
loading…